¿De qué se tratan los negocios?, ¿De ganar más o de gastar menos?

Home / Artículos / ¿De qué se tratan los negocios?, ¿De ganar más o de gastar menos?

Existe la creencia errada de que el Open Source es sinónimo de gratis, pero esto no es del todo cierto -por no decir que ni remotamente-, pues sencillamente, los únicos costos que usted se ahorra al utilizar productos con este licenciamiento son solo esos, los de licenciamiento.  ¿Que quiere decir esto?, que de igual manera, los productos #OpenSource necesitan consultoría, desarrollo para los ajustes, infraestructura y pare de contar.  Es por esto, que cuando la decisión de escoger alguna herramienta esta siendo tomada desde “el bolsillo” comienzan los problemas, pues usualmente arrancamos con una falsa premisa y los costos quizás terminen siendo hasta más elevados.

El norte no debería ser únicamente el “ahorro”, el “gastar menos por gastar menos”, sino una mejor utilización del dinero, es decir, hacer más con el mismo presupuesto.  Solo cambiemos de forma de pensar y entendamos que “el dinero de las licencias” lo podemos utilizar en infraestructura para irnos a Cloud, en consultoría -o en algún otro rubro- y que el día en que lleguemos a desembolsar “la misma cantidad” ya estaremos más lejos.

Este no es el único mito que tiene origen en el bolsillos, la búsqueda frenética de ahorrarse unos dólares nos ha llevado a cometer otros tantos errores, como la reducción de roles en los proyectos por no considerarlos necesarios, la de no pagar por soporte porque eso lo podemos resolver en casa, el de tener a una sola persona que lo haga todo y uno que recientemente está cobrando muchísima fuerza:  comprar una plantilla por unos cuantos dólares para “no pagar el desarrollo”;  en este último hago un alto, porque no hay nada más peligroso, ¿por qué?, pues existen dos extremos en esto y no tenemos tintas medias, los clientes excesivamente creativos terminan decepcionados, puesto a que sus nuevas ideas resultan muy complejas o imposibles de implementar, y los que sencillamente innovan menos o carecen de ideas, terminan llevando el negocio a donde “el fabricante de la plantilla” pensó que llegarían algún día, algo sumamente triste.

¿Moraleja?, gaste con responsabilidad, ahorre, recorte presupuesto, pero no tome todas las desiciones con el bolsillo.  De todos estos años, solo puedo resumir mi experiencia en una cosa, “No se hacen millones invirtiendo solo un puñado de dólares”, para generar dinero en grande, debe invertir en grande.  Eso solo por hablar del factor dinero, cuando hablamos de perder o ganer, existen cientos de cosas más: el costo de salida, el desperdicio de ideas por una plataforma que no da, no tener el personal que necesita por “ahorrarse” un poco en la nómina, etc.  Piénselo bien, antes de cada recorte haga el ejercicio y pregúntese: ¿Estoy realmente ahorrando?, ¿Hacia donde puedo redestinar este dinero?, ¿Qué estoy dejando de ganar?;  quizás termine gastando lo mismo -incluso un poco más-, pero es muy probable que termine llegando muchísimo más lejos y sus resultados finales sean mejores, si bien sus “jefes” lo mirarán de forma extraña a la hora de revisar sus gastos, es bastante probable que terminen amándolo a la hora de medir sus resultados; Deténgase por un momento y pregúntese algo elemental:  ¿De qué se tratan los negocios?, ¿De ganar más o de gastar menos?.

Ricardo Arispe
Gerente de Tecnología y Proyectos
Soluciones para T.I.
@rarispe

Related Posts

Leave a Comment