Frameworks, ¿un dolor de cabeza o son realmente útiles?

Home / Artículos / Frameworks, ¿un dolor de cabeza o son realmente útiles?

En el Desarrollo de Software, es común que al iniciar un proyecto se tenga que tomar una decisión importante: utilizar o no un framework.

Para quienes no estén familiarizados con el tema, un Framework (marco de trabajo), de acuerdo a Wikipedia, es “en términos generales, un conjunto estandarizado de conceptos, prácticas y criterios para enfocar un tipo de problemática particular que sirve como referencia, para enfrentar y resolver nuevos problemas de índole similar”. Al aplicar ese concepto al Desarrollo de Software tenemos que es una abstracción de software que proporciona funcionalidades genéricas, las cuales pueden ser modificadas por el desarrollador, para así obtener una aplicación que se ajuste a los requerimientos del proyecto.

Actualmente los lenguajes de Programación comúnmente utilizados en el mercado, tienen al menos un Framework con el cual se puede trabajar. Por mencionar algunos: KumbiaPHP y Zend Framework para PHP, Spring e Hibernate para Java, MonoRail para .NET, Ruby on Rails para Ruby, etc.

Al utilizar un Framework se implementa el Modelo-Vista-Controlador, lo cual permite manejar de forma separada la lógica de la aplicación, de la Vista que utiliza el usuario final.

Existen diversos tipos de Frameworks, están los que contemplan las funciones específicas de la Vista (JavaScript-AJAX, CSS), los que contemplan las funcionalidades del Modelo (CRUD: Create, Read, Update and Delete) y los que incluyen ambas.

Siempre es difícil elegir uno para iniciar un proyecto, pues hay que estudiar cuáles son los pro y contras que tiene cada opción, la flexibilidad que proporciona, si es escalable o no y más importante aún si es mantenible en el tiempo.

Muchas veces se dice que son un dolor de cabeza, pues las instalaciones (en la mayoría de los casos) no son triviales, un mínimo error en algún parámetro de configuración puede consumir días, incluso puede que nunca se encuentre y deba reinstalarse todo el ambiente.

Pero una vez que se domina un Framework, el desarrollador tiene en sus manos una gran gama de funcionalidades pre-fabricadas, que le permiten enfocarse en el diseño de la aplicación, eso si, siempre debemos tener presente que el ingrediente principal para obtener buenos resultados con el uso de Frameworks es la Base de Datos; si está bien diseñada, no es que se tiene garantizado el éxito del desarrollo, pero realmente lo facilita muchísimo; en cambio si el diseño está mal, el proyecto en general se convierte en un gran dolor de cabeza, ya dejando de ser importante el hecho de que uses un framework o no.

Luisa Escalona
Coordinadora de Desarrollo
Soluciones para T.I.

Related Posts

Leave a Comment